¿El calamar es un marisco o un pescado?

¿El calamar es un marisco o un pescado?

Los calamares son una de las delicias del mar más consumidas en nuestro país y uno de los productos preferidos por los más pequeños. Fritos, guisados o encebollados, como tapa o en bocadillo… Están presentes en múltiples platos de nuestra gastronomía pero, pese a su popularidad, todavía existe un gran desconocimiento acerca de su origen. ¿El calamar es marisco, o se considera un pescado? Esta es una de las preguntas más frecuentes que surgen al respecto. Por eso hoy os vamos a aclarar todas las dudas.

Si tienes curiosidad por saber si el calamar es marisco o pescado, ¡sigue leyendo!

El calamar es considerado marisco

Las especies de mariscos se clasifican en tres grandes grupos: equinodermos, moluscos y crustáceos. En el primer grupo, los equinodermos, se encuentran los mariscos menos conocidos ya que no todos se comen. No obstante, los más populares son el erizo o el pepino de mar. En el grupo de los moluscos se encuentran todos aquellos mariscos que tienen cáscara o caparazón, como por ejemplo los bogavantes, camarones o los centollos. Y por último, se encuentran los crustáceos, el grupo que nos interesa hoy.

Los crustáceos suelen caracterizarse por tener un esqueleto externo, pero no siempre es así. Podemos diferenciar tres tipos diferentes de crustáceos:

  • Bivalvos: que tienen dos conchas como las almejas, navajas o mejillones.
  • Univalvos: con una sola concha como las lapas y los caracoles de mar.
  • Cefalópodos: a priori pueden no parecer un crustáceo ya que no tienen concha. Su estructura es diferente a la de los anteriores tipos y se caracterizan por tener la cabeza (cefalo) y los pies (podos) unidos.

Pues bien, el calamar no es un pescado sino que pertenece a este grupo, al igual que el pulpo, la sepia, el chipirón o la pota. Es decir, es un crustáceo cefalópodo por lo que podemos afirmar que el calamar es considerado marisco.

Descripción

El calamar es un marisco conocido también como chipirón o jibión. Es uno de los invertebrados más inteligentes que existen, ya que se sabe adaptar a los cambios del entorno en el que se encuentra.

Es un animal gregario, forma bancos numerosos y recorren grandes distancias en grupo. Vive cerca de la costa, en unas profundidades de entre 15 y 600 metros y se alimenta a base de peces, crustáceos y otros invertebrados.

El origen de su nombre se debe a su concha interna. Esta tiene forma de pluma y junto a su tinta, hace que resulte similar a un tintero antiguo, en latín “calamarius” (que contiene cañas para escribir).

En cuanto a los valores nutricionales, el calamar tiene un alto contenido proteico además de ser bajo en grasas y calorías. Es también una fuente de yodo y minerales como el potasio y el hierro; ayudando así a regular la energía de nuestro organismo.

Características

Miden entre 10 y 45 centímetros y su cabeza grande, esférica y alargada está unida a dos aletas laterales en forma de rombo. En la parte inferior tiene ocho tentáculos con ventosas y otros dos tentáculos contráctiles más alargados. Estos últimos son los que usa para cazar, pues en su extremo tiene dos ganchos que utiliza para llevar a sus presas hasta los tentáculos con ventosas.

En la cabeza tiene un pico afilado y curvo que usa para comer y en su interior tiene lo que denominamos pluma. En cuanto a la piel, destaca por sus células cromatóforas, que le permiten cambiar de color adaptándose a su entorno. Pero lo que más llama la atención del calamar es su tinta, que usa para defenderse cuando se siente amenazado.

Curiosidades

En numerosas investigaciones se ha concluido que la tinta de los calamares es eficaz en la prevención y curación de algunas enfermedades. Esto se debe a los aminoácidos y polisacáridos por los que está compuesta esta tinta. Se ha demostrado también que ayuda a combatir la expansión bacteriana.

Pese a que su tamaño suele ser reducido, existen especies gigantes como el Calamar Gigante o el Calamar Colosal, que pueden llegar a medir más de 15 metros. Esto lo convierte en el invertebrado más grande del mundo, además de poseer el cerebro y los ojos más grandes de cualquier ser vivo.

Posee tres corazones, uno principal y dos branquiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *